Dilema. Bajo. Guitarra. Qué.

Advertencia: este post es freak, techy y geek a partes iguales, puede acabar usted tan perjudicado como yo.

A ver, amigos lectores, necesito aclarar ciertas dudas, os cuento:
La cosa es que me hecho un grupo nuevo con un viejo amigo. Hemos grabado una demo en la que él canta el 95% y yo toco el otro 95%, es decir, que me he hecho cargo de todos los instrumentos en la grabación (guitarra, bajo, sintetizadores, programaciones y percusión). La cosa marcha y ya estamos planteando cómo será el directo, tenemos a la banda escogida, buenos músicos y tal, pero el dilema se plantea a la hora de decidir qué quiero tocar yo, guitarra o bajo?


Llevo un mes, no es broma, dándole vueltas a esto -y a otras cosas- y no llego a una conclusión clara. Cada instrumento tiene su pro y su contra.

Guitarra
Pros: Ya se sabe lo molón que es ser guitarrista, hacerte tus punteíllos, acoplar junto al ampli, estarte quietecito sin tocar nada y/o tirarte por el suelo cuando llega tu momento. Es algo que viví cuando tocaba en Krakovia y la verdad es que siempre me pareció muy divertido. En este grupo hago algunos coros y canto un poquito y tal instrumento permite hacer ambas labores a la perfección ya que no estás tocando constantemente y el timing es más flexible que con los instrumentos rítmicos como el bajo y la batería.

Contras: Uno es muy pijotero y tiene un set de guitarras, pedales y amplificadores que funciona a la perfección y con la que tengo un sonido muy concreto que me ha llevado años de búsqueda. Cuando vas a tocar por ahí te suelen poner el equipo, y muchas veces tienes que lidiar con amplificadores que poco o nada tienen que ver con el tuyo consiguiendo que las cosas nunca acaben de sonar como quieres o que tengas que ir probando todos los ajustes tanto del ampli como de los pedales para conseguir el sonido deseado, asunto que nunca se consigue del todo nunca ya que el tiempo de prueba es limitado.

Armas: Mi amada Gibson ES-355GM (no confundir con mi otro amor, la ES-355GMII que es la que sale en la primera foto junto al bajo) a la que tantas modificaciones he hecho y más que están por venir, mi gigantesco (en todos los sentidos) MusicMan Sixty-Five con su cabina de 4x12 y mi maleta de pedales en la que hay de todo.

Bajo
Pros: Me metí en esto de la música con un bajo fabricado por mi mismo, por aquello de que no tenía un duro. Con 16 años conseguí algo de dinerillo y me compré un Ibanez que casualmente hace unos diez años regalé a mi compañero de este grupo nuevo del que os hablo y mi primer sueldo medianamente modesto, en 1997, lo gasté en el bajo que sigo conservando y usando a día de hoy. Le tengo mucho cariño a este instrumento y ya son muchos los compañeros de trabajo que han solicitado mis servicios como bajista, tanto para estudio como para directo así que se ve que debo hacerlo bastante bien, además he tocado en varios grupos en tal puesto, entre ellos Ellos. Al contrario de lo que muchos podrían pensar, me encanta estar en segundo plano y tocar, eso es lo que quise hacer desde que tengo uso de razón, lo de cantar me tocó hacerlo porque no me quedaba otra.

Contras: El bajo es instrumento que esclaviza. Tienes que tocar todo el tiempo e ir en absoluta sintonía con la batería ya que la conjunción de batería y bajo es el suelo donde pisa la canción. He visto a buenos grupos totalmente echados a perder porque el bajista no lleva bien el tiempo o porque se cree guitarrista y lleva tropecientos pedales con él. Eso hace mucho más difícil las labores de cantar ya que, al ser líneas de bajo relativamente elaboradas (nunca pajilleras), la tarea se dificulta.

Armas: Mi amado MusicMan Stingray (en la primera foto de esta entrada) que lleva quince años sonando en mis producciones y discos y al que desmonté y dividí su única pastilla, puse un selector de tres posiciones y ahora tiene tres sonidos en vez de uno, dos pedales Boss y el ampli de mis sueños que nunca he llegado a comprar (es ridículo tener una cosa así en casa o en el local) pero que siempre me ponen en escenario, o sea un Ampeg Classic con su pantalla 8x10

Nota: si no ves nada en la encuesta es que su navegador no soporta Flash. prueba desde el ordenador.

Si ya has llegado leyendo hasta aquí es o porque eres músico y/o freak/geek, como yo, o porque eres una persona muy curiosa. Espero no haber sido demasiado técnico para los profanos en el tema pero, después de lo leído me gustaría, por una simple cuestión de curiosidad, lo que opinan ustedes. Al final haré lo que me da la gana en el último momento, como suele ser habitual en mí. Voten en la encuesta un poco más arriba, por favor.

Gracias por adelantado, y por leerme.

Este Jueves ELLOS en Ebrovisión

El festival Ebrovisión, en Miranda del Ebro, nos tendrá en su escenario principal a eso de la 1 de la noche. Sí, de la noche, como nos gusta a nosotros. Estamos tocando en todos los festivales a esa franja horaria. Curioso.


Este sábado estuve pinchando canciones con Laura Put en el Razzmatazz. Lo pasamos la mar de bien y pusimos lo que nos dio la gana, como debe ser. Los del Razz nos trataron divinamente y todo muy bien organizado, como suele ser habitual en esa sala. Gracias a Sergio, del equipo técnico, que se ocupó de que no me faltase de nada.


En breve más cositas que estoy que no paro! No paro en casa, claro, ya se sabe.

No apto para cardiacos

No apto para cardiacos. Ni para snobs, ni cuadriculados, ni gente que va de sabelotodo, ni gilipollas, ni amargados, ni pseudocríticos musicales, ni brasas enteradillos, ni paletazos, ni chonis o canis buscando chuflas, ni escachitronchos canchenchos tenncho con fensis trusques, ni flinchos flofis...


La sesión de esta noche en la que pincharé temazos con Laura Put en el Razzmatazz a eso de las 00:30 trata de pasárselo pipa. Así de simple. Vengan, que se me van a divertir.
Y sí, la foto es un vil reclamo, habéis picado. Y hablando de fotos, ahí va mi favorita del caso Ecce Homo:


Tengo varios asuntos que contaros pero será en otra entrega. Nos vemos en unas horitas, majos.

Remezcla de Dënver / Así fueron Arenal Sound y Sonorama

Nuestros amigos de Chile, los Dënver, nos han mandado la remezcla que nos hicieron de "Hasta el final". Estrambótica donde las haya e ideal para pasar estas noches de verano que tanto sofoco nos provocan. Ahí la dejo:



Recordemos la que le hicimos nosotros a Dënver de su canción "Diane Keaton".



A otra cosa. Estas semanas hemos estado tocando en dos festivales. El Arenal Sound fue increíble. Lo disfruté de lo lindo y lo pasamos todos genial. Buen sonido, escenario gigante, equipo eficiente, proyecciones en multipantalla, uno de los mayores públicos que hemos tenido jamás... Mayores en número, claro, en edad ya no lo sé. Las cifras hablan de 50.000 personas ese día. Muy buena experiencia y de los conciertos más divertidos ocurridos en toda mi vida, con colaboraciones especiales de los Varry Brava bailando en el escenario o el siempre locuaz Frank Gálvez en la locución de "Campeón", como bien hizo en la grabación de la canción original. Fotos de Inmeta.




En el Sonorama nos trataron exquisitamente bien, como siempre, pero la carpa Bifrutas no nos hizo justicia con el sonido. Ni a nosotros ni a varios grupos amigos que tocaron allí. Este fue un tema muy cacareado y motivo de guasa diversa en el backstage. Por lo demás fantástico y muy divertido, muchos amigos y buenos momentos. He aquí varias de esas fotos diversas que nos enviáis al twitter.





Y en breve toca Ebrovisión... Buen verano.