Ellos y la sección de cuerda

Hoy hemos empezado los ensayos con el cuarteto de cuerda para el concierto del sábado 18 en El Día de la Música. Al principio nos plantearon tocar en formato acústico, pero nos parecía algo aburrido, queríamos algo que nos motivase más y ahí es donde José Sánchez-Sanz salió con que podría encontrar a cuatro músicos para tocar las canciones nuevas con sus arreglos adaptados a formato cuarteto.

La sección que son Rubén, Manuel, Nini y Jordi, consta de dos violines, una viola y un chelo, y os puedo asegurar que como mínimo es curioso oír las canciones sonando así. Aún estamos en fase de adaptación, ya que organizar a tanta gente es difícil, y no disponemos del tiempo que nos gustaría para los ensayos. Mañana daremos unas vueltas más al playlist y matizaremos más.

Nos vemos el sábado, a las 16:30, en el escenario Nave 16 de El Matadero. Venid fresquitos que hará calorcete.
Llevamos un montón de entrevistas estas semanas con motivo del Día de la Música, para radios, webs y televisión. Hoy, viernes, saldremos en el telediario de La 2, a eso de las 8 de la tarde. También otra que ha salido en Jenesaispop, otra en la cadena Ser y cosas así. La MTV nos está grabando un seguimiento también y nos grabará en ensayo, en concierto, backstage y demás, va a ser curioso.

4 comentarios:

la señorita rottenmeier dijo...

Merde!, Me lo voy a perder...

Fersitu dijo...

Esperemos que no se pete en exceso de gente, morir de asfixia no es mi plan del sábado. Pero pinta muy bien lo de las cuerdas, va a ser algo bonito seguro.

Por cierto, muchas gracias caballero.

Anónimo dijo...

Hola Guillermo, el otro día ví en tu cuenta Youtube lo del homenaje a Enrique morente. Estabas echando una mano grabando algunas tomas. Cuéntanos algo anda!

Cerca, me parece la mejor de tu último disco pero duele escuchar la letra. Es muy certera, me gusta pero no me gusta oir la letra

hienatejada dijo...

El concierto ha estado bien, pero corto, menudo lío por las pulseras. Me he perdido la mitad, la proxima vez no seais tan puntuales, pero tampoco tardeis tanto como en el yasta.