Maratón Ellos

Madre de Dios... vaya fin de semana.

El viernes me levanté a eso de las 8 para ir a la prueba de sonido de la presentación, en la sala Manuel de Falla de la SGAE, del Festival Contempopránea. Nos estrenamos en formato acústico con tres canciones, cosa que ocurrió a eso de las 12:30 del mediodía. Víctor vino a hacernos unas fotitos. La cosa estuvo bien y parece ser que tanto los asistentes como a la gente de la organización les gustó tanto que estamos pensando en repetirlo no dentro de mucho. Lo grabaron en vídeo, a ver si lo subo al YouTube y os aviso.

Luego nos fuimos a comer y, tras el postre, nos pusimos a ensayar, porque teníamos concierto por la noche. Hicimos un repasito de los temas que caerían más tarde y después a cargar y a la prueba de sonido en el parque de la Bombilla, para las fiestas de San Antonio de la Florida, Madrid. Cuando llegamos nos retrasaron la prueba tres horas, y todo esto con 39 grados a la sombra, según marcaba uno de esos postes indicadores del Ayuntamiento. Tuvimos que hacer una prueba fugaz ya que no quedaba tiempo para demasiado, había un concurso de bailarines de chotis y pasodobles, y otro grupo que tocaba antes que nosotros.

Con poco más de una hora y media de "descanso" antes del concierto nos fuimos a darnos una ducha rápida y vuelta al recinto, nos retrasaron la hora del concierto así que tuvimos que esperar a que el grupo telonero acabase. Total, que ahí salimos, con la prueba de sonido a medio hacer, un pitido constante dentro del escenario, el amplificador de bajo que dejó de funcionar a medio concierto, un tiempo limitado que nos hizo recortar repertorio y cosas así. Al final optamos por tirar para adelante y pasarlo lo mejor posible, y he de reconocer que hubo momentos en los que me divertí muchísimo. Nando nos hizo unas fotitos del evento (la de arriba y la tercera de abajo), y todas las demás son de Inthesitymad. Por cierto, en un rápida búsqueda por internet he encontrado ESTO, esto, esto y esto.



Ahora, a cuento de un comentario en la entrada anterior, y de cosas que me han dicho y he leido muchas veces, llega el momento de desmentir esa, ya casi, leyenda que corre sobre que salgo borracho como una cuba al escenario, o drogado drogadísimo... lo siento amigos, eso no es así, y no es así desde hace muchos años, ni poara mí ni para ninguno de mis compañeros de grupo. Por aquellos entonces tenía cierto pánico escénico (llevo tocando en grupos más de la mitad de mi vida, pero nunca me había puesto delante de un micrófono) que tenía que apaciguar tomándome un par, o tres, gin-tonics, pero como que luego o no me enteraba de nada, o no daba una, o las dos cosas. Así que, vaya, lo siento por quien se haya llevado el chasco. Lo digo porque siempre hay alguien que lo comenta... y se equivoca. Por cierto, que mientras escribo está en la tele Massiel cantando en una boda y eso sí que es ir como una cuba. Tal caso me recuerda a cuando, salvando las distancias, Amy Winehouse tocó en el FIB y todo el mundo hablaba sobre el "pedo" que llevaba, pues no, yo estuve viéndola antes y después en la megazona VIP del festival y estaba bebiendo agua fresquita y fumándose sus cigarritos de vez en cuando. Hasta pidió fuego a Nacho, del grupo Mirafiori, en el que estuve tocando el bajo en esa edición, de manera amable y supereducada. Y es que el cliché de sexo, drogas, y rock'n'roll vende muchísimo.

A lo que voy, que me fui a la cama y me despertaron llamando al timbre porque ya estaban todos esperándome para irnos a la fiesta de presentación del festival Contempopranea. Llegamos a Badajoz con un calor realmente infernal e hicimos lo mismo: descarga, prueba, hotel, ducha, concierto, carga... La rutina habitual que tiene este tipo de cosas. La sala Aftasí (fotos de Dperara) me encantó, la gente amabilísima, el público muy simpático, muy buena acústica y una decoración sobria y efectiva, a la par que elegante. Así que ahí estaremos el día 11 de julio pinchándonos unos temitas, por si álguien quiere ir.

Ah, y todo esto con una luxación con desgarro de nosequé a la altura de mi tobillo derecho que me tiene cojo desde hace exactamente dos semanas (de ahí el sentarme en la silla más bajita en el acústico de la por mañana con esa postura tan, a priori, incómoda). El médico me dijo que estuviese en reposo y no me moviese más de lo estricatemente necesario, pero es que esto era necesario. Y mucho.

Mil gracias a todos los asistentes.