Sesión fotográfica

Un disco no es sólo grabarlo, mezclarlo, masterizarlo y tal, hay que hacer una portada, un libreto interior, un diseño general y, cómo no, una fotos. Eso es lo que hemos hecho hoy acompañados de los siempre geniales Víctor González y Sofía de Juan. Aquí va una de muestra:


Han sido unas trescientas fotos con cuatro tipos de cámara diferentes, desde la modernísima Nikon D70 a la clásica Flexaret VIIa, y en varios formatos, del medio al panorámico, tanto en digital como en analógico, con iluminación artificial y con luz natural, con cámara en mano y en trípode...

Hemos hecho una pausa para comer algo en un buffet libre (los AMO).


Al llegar a casa de Víctor hemos hecho algunas pruebas de portada, probando con diferentes fotos y tipografías, pero aún nada definitivo, hay que pensarlo muy bien. Ahora hay que seleccionar las que tengan mejor encuadre, iluminación, actitud y/o chispa y enviarlas a la sección promocionera de la compañía discográfica.

Mañana (técnicamente hoy) seguiremos grabando guitarras. Stop.

Bajona


Hala, bajos grabados, han quedado perfectos. Además del Music Man Stingray tuneado que he tocado en los dos discos anteriores de Ellos y alguno de otros grupos, hemos grabado con mi querido Rickenbacker 4001 (el que en más canciones aparece) y el Fender Precision de Javi, el mismo que toca cuando nos vamos de conciertos.


La grabación ha sido asistida por Carlos y Juanjo, y nos ha ido tan bien y tan rápido que ya nos hemos puesto con las guitarras.


Este fin de semana descansamos, que llevamos un ritmo maratoniano. Las fotos son del ya citado Javier Mateos y del señor Capote. Esta vez los agradeciemientos van para Mahou, que nos está alegrando las sesiones cosa mala.

Dar cera, pulir cera

Llevo días viendo esto:Horas y horas escuchando golpecitos una y otra vez.
Hoy, por fin, hemos finalizado todo lo relativo a la batería, así que hemos empezado a darle forma a una de las canciones. Empezamos con "Lo tomas o lo dejas", uno de esos temas entre bailongo, vacilón y guitarrero tan Ellos. En un principio la iba a grabar con bajo eléctrico pero hoy, hurgando con el Virus Indigo (a la izquierda de la foto inferior), hemos dado con algo muchísimo mejor que lo que habíamos planteado en las demos previas a la grabación.

También, envalentonados por el resultado y saltándonos el planning de la grabación a la torera, hemos grabado guitarra acústica y probado varias cosas más, al final de la jornada hemos dado forma al temita en sí y el resultado supera con creces todas mis expectativas.

Diez horas muy productivas.

A modo de off-topic, no se pierdan esto otro, por Dios.

La edición

Una vez finalizadas las baterías hay que editarlo todo, es decir, escuchar cada golpe de cada componente de batería y decidir si está bien o no, si nos gusta o si lo cambiaríamos por otro, o si mezclamos el sonido del bombo con uno de un sampler o un sintetizador. Es aquí cuando se empieza a definir el sonido exacto de las percusiones, y va sonando pero que muy bien, potente pero no burro, como a mí me gusta.


Al ser un proceso mecánico y repetitivo, no hay que estar tan concentrado y la conversación florece, ahí es cuando empieza a amenizarse la cosa. A veces tanto que se alarga hasta las diez de la mañana.

Carlos aprovecha y lee su mail. Todo el mundo tiene su ordenador, he llegado a ver hasta cuatro unidades juntas en menos de dos metros cuadrados. Y todas funcionando, viva el WiFi.

Tengo que sacar unas fotos a Juanjo y a Eva. El primero es el secuaz perfecto y el que nos ayuda con esto de la edición, la conversación y otros asuntillos. Eva es otra que tiene tomate, se ocupa del sello Rec Division Label y de otras cosas que no me quiere contar.
A ver si les inmortalizo ya.

Cómo se las gasta un pro

Este hombre que se parece tanto a Steve West, batería de Pavement, es Diego Gutiérrez. Diego ha grabado las baterías de todas las canciones en tiempo récord.

La cosa no se complicó demasiado porque traía todos los temas muy ensayados de casa, con lo cual ha sido ir a tiro hecho. Según él, las baterías tienen miga. Y la tienen, sí.
En un alarde de gesticulación le he dirigido durante toda la grabación haciéndole señas, bailecitos y coreografías improvisadas para que supiera exáctamente dónde encajar cada redoble. A veces le daba la risa, pero uno es que es así como muy teatrero.

Después de cada toma se oye todo de nuevo, se comentan matices y detallitos. Una vez esté todo claro, se hace la toma final.

Las fotos son de Víctor González, que se ha vuelto a pasar por el estudio, y de su chati, Sofía de Juan, fotógrafa exquisita que regenta nada más y nada menos que tres blogs , todos llenos de fotos. Así que gracias mil a Víctor, Sofía y Diego por su trabajo, al fin y al cabo, es parte del nuestro.

Ah, y recuerden que El Corte Inglés les desea un feliz San Valentín.

Esperar y/o desesperar

Pues eso, que a veces hay que esperar a que se monte algo, o se desmonte, o se configure tal o cablée esto otro. Es lo que tiene.

Lo bueno de los estudios Rec Division es que uno se siente como en casa: iluminación suave (esencial), un chaise-longe la mar de confortable, una bandeja y una neverita rollo NH. Así da gusto.

De vez en cuando salgo a comprar a un supermercado chino que hay al lado y traigo cosas para cenar, lo que hace más llevaderos estos ratos muertos.

Los ingenieros/técnicos

Víctor ha venido a hacernos unas fotos. Víctor, además de llevar el blog "No dibujo nada", ha hecho varios trabajos para Ellos : desde las fotografías del primer disco al diseño de alguno de los singles. De vez en cuando se pasa por el estudio a darnos algo de conversación amena, como es habitual en él, y hacer lo suyo con su Nikon.

El del piti en los labios es David Kano, el ingeniero y pieza principal del estudio. Y el que sale conmigo en la foto de abajo es Carlos Calderón, técnicamente la otra mitad técnica.


Hay que decir que es de la gente más profesional con la que he trabajado, y eso es mucho decir, porque me he llevado demasiados disgustos delegando responsabilidades en personas con la que luego no me acabo de entender. Estos no, son cañeros y exigentes, exactamente lo que se necesita para este nuevo trabajo.

Dándole al bombo

Los dos que aparecen en esta foto son, por riguroso orden de proximidad al objetivo, Antón Suárez y Santi Capote. Antón, ha estado colaborando en el montaje de la batería y la prueba de micros. Le conozco desde hace algunos años, de cuando falseaba el carnet para entrar a los conciertos. No hay evento que se pierda este hombre, tiene cuerda para rato.


Disculpen ustedes la calidad de las fotos, he de decir que las sesiones son a partir de las ocho de la tarde, así que siempre es de noche, y de todos es sabido que iluminación natural siempre queda mejor. Y no, no me gusta hacer fotos con flash, son cutres, prefiero que queden movidas, que tiene más gracia.

El principio del fin

Hola a todos.

Enero ha sido infernal.

Después de muchos meses de preproducción, negociaciones con la discográfica, dudas, noches erráticas, muchos cambios y extrema diplomacia, comienza la grabación del nuevo disco de Ellos. De los dos álbumes anteriores apenas hay documentación gráfica, hecho que siempre he considerado ligeramente lamentable, así que, de ahora en adelante, intentaré poner fotos de lo que vaya ocurriendo.

Valga de muestra esta foto recién sacada de parte de mi estudio, en el que he estado enclaustrado durante estos últimos tiempos, está hecho un caos porque estoy sacando todo lo que vamos a usar, normalmente está todo recogidito y en su sitio.


Espero manteneros informados con cierta constancia, a mí esto de los blogs/fotologs siempre me dio muchísima pereza.

Bienvendidos pues.

G.