Dándole al bombo

Los dos que aparecen en esta foto son, por riguroso orden de proximidad al objetivo, Antón Suárez y Santi Capote. Antón, ha estado colaborando en el montaje de la batería y la prueba de micros. Le conozco desde hace algunos años, de cuando falseaba el carnet para entrar a los conciertos. No hay evento que se pierda este hombre, tiene cuerda para rato.


Disculpen ustedes la calidad de las fotos, he de decir que las sesiones son a partir de las ocho de la tarde, así que siempre es de noche, y de todos es sabido que iluminación natural siempre queda mejor. Y no, no me gusta hacer fotos con flash, son cutres, prefiero que queden movidas, que tiene más gracia.

2 comentarios:

Fran... dijo...

Hola guille, soy FRan. Estuvimos hablando durante el concierto de camera obscura, despues de que tocaras con Mirafiori. Creo que te di mi tarjeta incluso, estaba totalmente pedo y no lo recuerdo bien. Pues eso, que me he hecho un blog para enseñar algunos trabajitos y contar tonterias. Si quieres pasate y echalo un vistazo. "Vente si puedes".
Espero ese nuevo disco, un saludo.

Alfonso dijo...

comparto totalmente lo de renunciar al flash. Hay que buscar alternativas ante la falta de luz: primero abrir el diafragma todo lo que la cámara te deje, y luego, subir la sensibilidad como último recurso. A veces, si el musico no mueve su cuerpo, pero si los dedos sobre la guitarra, por ejemplo, el efecto de manos borrosas da una sensacion de movimiento chula, y el sale enfocado en general.
Un saludo de un músico/fotógrafo aficionado!